“Asado de bodas”, una ofrenda de abundancia

Redacción

MÉXICO.- El “asado de bodas” es un guiso festivo que se acostumbra en los ranchos y comunidades rurales ­– aunque por su sabor el uso de ha extendido a las ciudades–, y principalmente se sirve en las bodas, de donde toma su nombre.

La carne de cerdo, el producto cárnico más consumido en el mundo, es un elemento primordial en el platillo. En Durango y Coahuila es de carne de cerdo en salsa de chile ancho o colorado, tomate verde, ajo, bolillo seco, comino, chocolate, laurel, orégano y jugo de naranja; se acompaña con tortillas de maíz.

En estos estados es tradicional servir en las bodas de rancho siete sopas diferentes antes del asado, que pueden ser aguadas o secas, como arroz, macarrones, coditos, estrellas, conchas de pasta, fideos en caldo y consomé de pollo. Después de las sopas se sirve el asado y luego la barbacoa de cordero y chicharrón.

El asado de boda, así se llama, tiene su origen en la época de la Revolución, cuando Pancho Villa llegó con sus tropas al Ejido de Morelos, en Zacatecas, pidió que le prepararan un platillo con carne de cerdo y chile para celebrar y desde entonces es uno de los más solicitados en las fiestas. Actualmente el asado de boda es una ofrenda de la familia del novio para honrar a la familia de la novia.

Y vaya que la honran, con tantos beneficios que aporta la carne de cerdo ya que es un alimento imprescindible en todas las etapas de la vida, pues es rica en proteínas de alto valor biológico, además aporta diversos minerales como potasio, fósforo, zinc y hierro, también es buena fuente de vitaminas del grupo B como la B1, B3, B6 y B12.

 Carne de cerdo, la más cotizada

La carne de cerdo es, además es muy provechoso, pues se utiliza casi todo el cuerpo del animal en la elaboración de subproductos como jamón, chorizo, tocino, paté, etcétera.

En lo que se refiere a su sabor es de las más cotizadas, pues su preparación es muy versátil y se relaciona con la abundancia, quizá por eso es que en el norte centro de nuestro país no hay boda sin asado de puerco.

México es el 15° país productor de carne de cerdo en el mundo con un total de 1.4 millones de toneladas anuales de carne en canal, por su facilidad de crianza forma parte de la ganadería de traspatio.

Información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural