Cada vez más cerca el Bubble Fest y sus vinos espumosos en Querétaro

MÉXICO.- De las tres millones de botellas de vino que se producen al año en Querétaro, un 60 por ciento corresponde a vino espumoso, que lo coloca en el estado puntero a nivel nacional, informó el enólogo Lluis Raventos Llopart.

Al recordar que el 16 y 17 de marzo se llevará a cabo la tercera edición del Bubbles Fest en Finca Sala Vive de Freixenet en Querétaro, Raventos Llopart refirió que de esa producción, un 25 por ciento es de exportación.

“Nuestros productos de exportación van fundamentalmente a Europa y Estados Unidos, así como a algunos países de Sudamérica”, apuntó el gerente de Finca Sala Vive de Freixenet en Querétaro, ubicada en el municipio de Ezequiel Montes.

El especialista, de origen catalán, manifestó que los vinos espumosos de Finca Sala Vive están elaborados mediante el método Champenoise, el mismo que se emplea en Francia para la champaña, pero con materia prima y manos mexicanas.

“Nuestros vinos espumosos representan hoy en día el 80 por ciento de la producción total de la compañía”, estableció Raventos Llopart.

El enólogo refirió que el Bubbles Fest o festival de espumas es único en México y se celebra desde hace tres años en un ambiente ciento por ciento familiar, con el único objetivo de fomentar la cultura del consumo responsable del vino.

“Esperamos entre siete mil y ocho mil personas los dos días, donde los asistentes podrán disfrutar de catas dirigidas por sommeliers, gastronomía, música en vivo, recorridos por los viñedos y visita a las cavas, que están a 25 metros de profundidad.

Recordó que Querétaro es el segundo lugar nacional e producción de vino, después de Baja California, pero como primer lugar nacional en producción de vino espumoso.

El especialista resaltó que durante el Bubbles Fest participarán 20 casas vinícolas invitadas, entre las que destacan Champagne, Louis Roederer, Palmenr, Juve & Camps y Veuve Amba.

“Será una fiesta de burbujas, de efervescencia por el consumo inteligente del vino, en medio de un ambiente familiar en el semidesierto queretano”, apuntó Raventos Llopart.