Chicatana, manjar de temporada

Redacción

MÉXICO.- Aunque a la actualidad existen diversos restaurantes de alta cocina que elaboran comidas gourmet con insectos, la práctica no es nada nueva; en México comer insectos es una tradición milenaria.

En el país contamos con una gran diversidad en la gastronomía, así también de sus platillos exóticos, y muchos de ellos incluyen pequeños animalitos, como las hormigas culonas o chicatanas.

Estos insectos son hormigas voladoras que forman parte de la riqueza gastronómica mexicana y sólo se cosechan durante la temporada de lluvias.

La palabra Chicatana tiene su origen en la lengua nahuatl tzicatanah y proviene tzicatl, que significa “hormiga culona”, compuesta por tzintli, que quiere decir “culo” y azcatl “hormiga”.

Pertenecen al grupo de hormigas denominadas cortadoras de hojas, pues cortan hojas de muchas plantaciones como pino, cacao y eucalipto, así como una gran variedad de plantas nativas. Aunque son tradicionales de Oaxaca, también se pueden encontrarse en Chiapas Veracruz Hidalgo y Puebla.

El periodo corto de recolección y la dificultad para atraparlas las convierte en un producto escaso y relativamente caro.

El precio de estas hormigas, consideradas un buen alimento ya que proporcionan proteínas y niveles bajos de grasa saturadas, varía de acuerdo al proceso de recolección. Se pueden encontrar bolsitas de 80 pesos con 50 gramos y hasta mil el kilogramo.

Las chicatanas son consideradas un buen alimento ya que proporcionan proteínas y niveles bajos de grasas saturadas.