Con limón y chile… Y a ti, ¿cómo te gusta comer piña?

La piña o ananá es una fruta rica en vitaminas, ácido fólico, fibra y de un delicioso sabor, por lo que su consumo y producción, en cuanto a frutas tropicales se refiere, es uno de los más importantes a nivel mundial.

Respecto al consumo de piña, hay diversas maneras en que los mexicanos degustamos de esta fruta, por ejemplo:

  • Con chile: ya sea acompañada con otras frutas o sola, se prepara con un poco de sal, limón, chile piquín y/o chamoy.
  • Tepache: aunque esta bebida se realizaba a partir de maíz fermentado, actualmente se elabora mediante la fermentación de la piña.
  • Agua, té o jugo: beber frecuentemente de alguna de estas presentaciones ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a combatir la retención de líquidos y a mejorar el sistema digestivo.
  • En tacos: normalmente los tacos al pastor son acompañados con un trozo de piña, esto se debe a que esta fruta posee bromelina, un conjunto de enzimas digestivas que mejoran la digestión y la absorción de nutrientes.
  • En almíbar o en mermelada: estas presentaciones son muy utilizadas en la preparación de postres como pasteles y ensaladas.

De la producción total de piña mexicana ( más de 945 toneladas en 2017), el 75% se consume fresca, mientras que el 25% se utiliza para fabricar almíbares, mermeladas, jugos y néctares.