Esto aportan los frutos secos a tu dieta

Redacción

MÉXICO.- Arándanos, uvas, dátiles, ciruelas, higos, albaricoques, chabacanos o manzanas son algunas de las frutas que funcionan perfectamente como aperitivos, aunque podemos hacerlas perdurar un poco más si las pasamos por un proceso de deshidratación.

Las frutas desecadas están presentes en muchas cocinas del mundo, pues son usualmente utilizadas como ingredientes de diversas preparaciones, aunque también es común emplearlas como botana, pues son prácticas, reducen la ansiedad de comer y aportan suficiente energía para continuar las labores diarias. Por ello suelen ser recomendadas para deportistas y personas que tienen hipertensión arterial.

La fruta seca es un producto que se obtiene del secado realizado a diversas frutas especiales, propensas a este proceso. Se llega a reducir el contenido de humedad en el cuerpo de la misma hasta llegar a un 20 por ciento del peso. Este proceso de deshidratación tiene dos finalidades: aumentar sus posibilidades de preservación y reforzar el sabor de las frutas.

Ellas no sólo concentran su aporte energético que igualmente no supera las 300 Kcal por cada 100 gramos, sino que además, tienen la buena capacidad de concentrar nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente.

Después de revisar las propiedades nutricionales de este tipo de frutas que han perdido casi todo su contenido de agua, es sabido que pueden contribuir a ingerir platos con más vitaminas y minerales, así como también con más fibra.

Constituyen una buena fuente de hierro, entre los que destaca el orejón de melocotón y el higo seco, aunque también pueden sumar calcio a la dieta, siendo los ejemplares que más concentran de este mineral el higo seco y las uvas pasas, estas frutas son una buena fuente de potasio y de vitaminas del complejo B, así como de vitamina E y antioxidantes.

Hay muchas formas incluir frutas deshidratadas o desecadas a nuestra dieta habitual, agregándolos a platillos ensaladas, carnes, pastas y postres, sumando buenos nutrientes y muchos beneficios de una forma muy sabrosa y práctica.

Con información de Fideicomiso de Riesgo Compartido