Crean material que salvaguarda alimentos en peligro de extinción

Redacción

MÉXICO.- “La gastronomía no solo es receta; es agricultura, es zootecnia, biología, genética, es antropología, historia, economía, política”, asegura Carlos Petrini. Y es que para el fundador del movimiento internacional Slow Food, la producción alimentaria se ha convertido en una producción industrial que genera un desastre en tres niveles: la pérdida de la biodiversidad, la destrucción social y la inseguridad alimentaria.

Según indica, la gastronomía entendida desde la organización global que representa, es una ciencia holística, compleja y multidisciplinaria. Lo anterior a propósito del libro El Arca del Gusto en México. Productos, saberes e historias del Patrimonio Gastronómico, material que presenta un catálogo de alimentos en peligro de extinción y contiene información sobre productos agroalimentarios enfocados en México.

De los autores Paola Jeannete Vera Baez, Catedrática de la UPAEP; Dauro Mattia Zocchi, de la UNISG en Italia; y Guadalupe Xóchitl Malda Barrera, profesora de la UAQ, el libro invita a la comunidad a descubrir su patrimonio alimentario y agrícola, procurando no perder la conexión con la tierra que nos alimenta y alimentará.

El texto coeditado por la Universidad de la Ciencia Gastronómica de Pollenzo, Italia; la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla; y la organización Slow Food, además cuenta fichas donde se describen 135 productos mexicanos apoyados gráficamente por ilustraciones realizadas por estudiantes de la UPAEP y la máxima casa de estudios del estado de Querétaro.

“Defender, proteger y promover la biodiversidad no es, por lo tanto, una elección entre las muchas posibles, una opción para intelectuales de la conservación o ambientalistas nostálgicos. Se trata más bien, del único camino a seguir, de un deber moral que nosotros, la generación que vive en este momento histórico, tenemos que tomar por los que vendrán después y habitarán todavía este planeta que hoy pisoteamos, herimos y maltratamos”. 
Carlo Petrini 

Con información de Upress