Cultura, tradición y gastronomía en La Lonchería de Chuchita

Magdiel Olano

Café orgánico, cerveza artesal propia, jamón serrano elaborado por manos poblanas, antojitos netamente mexicanos y hasta un buen vino pueden deleitarse en La Lonchería de Chuchita, ubicada en una antigua Casona en el Centro Histórico de Puebla que amalgama cultura, arte, tradición y gastronomía.

Hace 3 mil 500 años Chuchita -bautizada así por Arnulfo Allende y Oswaldo Camarillo, los arqueólogos que la descubrieron- habitó la casona que hoy, tras un largo peoceso de rasturación, es la Casa del Mendrugo, espacio relacionado con la historia la ciudad construida por ángeles desde antes de la llegada de los españoles.

Fue en este espacio arquitectónico icónico que se descubrió durante los trabajos de restauración en el 2010 un antiguo entierro, la tumba de Chuchita, la habitante más antigua conocida en la ciudad de Puebla y que hoy da nombre a una lonchería que además de ofrecer una gran variedad de sabores, ofrece una mística con su gente, historia, encuentros, y toda una experiencia global que armoniza en el paladar, así lo describe el chef Eliot, encargado del espacio gastronómico.

Más que invitar a un suntuoso banquete, el establecimiento rescata un concepto popular de lonchería con precios accesibles que resalta las tradiciones poblanas, con una buena cerveza preparada por la misma casa o un café que apoya a las comunidades indígenas de Chiapas.

Aunado a ello, al consumir cualquier variedad de sabor de la cocina de Chuchita, se tiene la oportunidad de conocer de primera mano el resultado de la fusión del encuentro entre Europa y la Nueva España, esto en el museo ubicado en la planta alta del mismo edificio histórico que, además de mostrar la osamenta de esta habitante de mas de 3 mil años, muestra una colección de talavera antigua y una colección de craneos de la cultura mixteca-zapoteca.

 La Lonchería de Chuchita, ubicada en la calle 4 Sur número 304, Centro Histórico, se inaugura este 23 de mayo.  Los horarios para el restaurante y centro cultural son de 8 a 23 horas de lunes a sábado y domingo de 9 a 18 horas.