Ofrece la salsa orgánica Meratto un dulce picante

Redacción

PUEBLA, MÉXICO.- Debido a sus distintas propiedades, el chile habanero es utilizado en diferentes rubros como la medicina (para fabricar pomadas o ungüentos que alivian los severos dolores causados por la artritis), la industria química (para realizar la base de algunas pinturas o para fabricar algunos gases lacrimógenos), y más comúnmente dentro de la gastronomía.

Ese es el caso de Raúl López Torres, productor local de una salsa habanera que tiene un toque especial: es mezclada con miel.

A pesar de que parezca extraña la combinación de estos dos ingredientes, es usual ver que se utilice para la maceración de carnes, pues se lleva perfecto con unas costillas asadas, por ejemplo. Es una preparación que se asemejaría al estilo de la salsa barbecue, pero mucho más picante, pues el habanero es considerado uno de los chiles más picantes del mundo.

Pero no tan sólo eso, una sola porción de este chile contiene 128 miligramos de potasio, es alto en vitamina C, tiene un alto contenido de capsaicina, antiinflamatorio natural que puede ayudar a tratar la artritis y dolores de cabeza, y ayuda a regular los niveles de insulina, por lo que puede ayudar a prevenir la diabetes.

Todos estos beneficios guarda la sala de chile habanero Meratto, que además contribuye al fortalecimiento del campo local, pues utiliza solamente materia prima poblana. Aunado a ello, no contiene ningún tipo de conservadores y es envasada al alto vacío.

Todo ello hace que la salsa Meratto -también en presentación de salsa habanera simple- tenga una duración de hasta seis meses en refrigeración. Actualmente este producto orgullosamente poblano puede ser comercializado a todo lo largo y ancho del país, haciendo pedidos a través de plataformas de internet: Facebook/Casa Real Meratto, o a través del número 22 2547 2883.

CHILE HABANERO, CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN

El chile habanero es una planta herbácea que alcanza un tamaño de hasta 2,5 metros de alto. Los ejemplares inmaduros son de color verde, pero su color varía en la madurez: los más comunes son anaranjados en estado semimaduro, y se tornan rojos al madurar.

De acuerdo con investigaciones científicas, el origen del chile habanero se encuentra en la zona que comprende desde el sur de Brasil hasta el norte de Argentina, pasando por el este de Bolivia y el oeste de Paraguay.

Aunque se produce en estados como Baja California Sur, San Luis Potosí, Sonora y Tabasco, son las entidades que forman la Península de Yucatán (Yucatán, Quintana Roo y Campeche) los que poseen la Denominación de Origen del chile habanero desde el año 2010, la cual certifica su autenticidad.

El 80 por ciento de la producción de chile habanero se comercializa como fruto fresco y el 20 por ciento restante se dirige a la elaboración de salsas, pastas y deshidratados. Se exporta principalmente a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Italia y Alemania.

Alrededor del 90 por ciento de los chiles que se consume a nivel mundial son de origen mexicano, por lo que este país sobresale en la generación de variedades de chile en el mundo. China, Indonesia, Turquía, España, Estados Unidos y Nigeria son otros países productores.

 

Con información de Fideicomiso de Riesgo Compartido