¿Por qué los productos orgánicos son más caros?

Redacción

MEXICO.- Los productos organicos se cultivan, crían y procesan utilizando métodos naturales. En el caso de la agricultura, no se utilizan químicos, como pesticidas, fertilizantes sintéticos, aguas residuales, o variedades transgénicas. En la ganadería no se le administran a los animales hormonas de crecimiento, anabólicos o antibióticos, ni se les alimentan con comida sintética. En cuanto a los que son procesados industrialmente no se les añaden aditivos o conservadores artificiales. En suma alimentos mucho más naturales y saludables para el consumo humano 

¿Por qué son tan caros?

En la actualidad la comercialización de los productos orgánicos se han ido diversificando. La accesibilidad a ellos cada vez es mayor, ahora además de tiendas naturistas y establecimientos especializados, también se encuentran en las cadenas de supermercado.

Aunque esta actividad ha ido creciendo a través del tiempo, todavía existen algunos factores que limitan la adquisición y consumo de esta clase de alimentos. Uno de ellos es el alto precio que se paga, en una economía en donde la mayor parte de la población recibe salarios bajos.

Te preguntarás por qué su costo se eleva en comparación con los convencionales. Pues esto es debido a que su producción es más lenta y en menor cantidad, resultado de la ausencia de fertilizantes, hormonas de crecimiento o algún otro aditivo químico que ayude a incrementar la producción de frutos de las plantas, o la masa muscular del ganado. Así como también al riguroso control de certificación al cual son sometidos.

En un estudo realizado a inicios del 2018 por personal de Quién es Quién en los Precios, se pudo constatar que los orgánicos son de 11 a 337% más caros que los convencionales de acuerdo con los costos recabados en iendas especializadas y supermercados de la Ciudad de México.

Observa algunos de los precios:

Ahora bien si queremos comparar precios entre estos productos, pero que se venden en diferentes presentaciones, tenemos que calcular su valor por unidad de medida.

Por ejemplo, si adquirimos tortillas de maíz marca Food for Life empaquetada en bolsa con 340g, pagaremos por ellas $108.00, pero si preferimos comprarlas a granel y sin marca gastaremos en promedio $3.53. Una diferencia realmente exorbitante (2960%), como se aprecia en los siguientes dos cuadros:

En el caso de las frutas y verduras, se observa que algunas orgánicas se comercializan en paquetes con un determinado contenido neto. De esta manera, a simple vista, no se puede apreciar la diferencia de precios con las convencionales, por lo que al igual que en el ejercicio anterior, es necesario calcular su valor por unidad de medida.

En el siguiente cuadro se aprecian diferencias que oscilan entre 45 y 102%. La variación promedio de estos cinco comestibles es de 96%.

 

Consumir víveres orgánicos tiene su costo. Sin embargo, si puedes pagar el sobreprecio contribuirás no sólo al cuidado de tu salud, sino también del medio ambiente, y ayudarás a mejorar la economía de un gran número de pequeños productores mexicanos.

 

 

Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural
Con información de Procuraduría Federal del Consumidor