Ruby, el chocolate rosa para millenials

Redacción

MÉXICO.- Luego de 80 años sin una variedad natural nueva, por fin consiguen un nuevo chocolate… resulta que es de color rosa y no contiene colorantes ni saborizantes añadidos, ni siquiera extracto de bayas.La casa chocolatera suiza Barry Callebaut recientemente lanzó un descubrimiento que podría revolucionar la gastronomía de la próxima década.

Después del chocolate con leche, el blanco y el negro puro, éste sería el cuarto sabor, un descubrimiento que ha llevado 10 años de investigación y desarrollo; el chocolate “ruby” es procedente de unas vainas rojizas que se cultivan en Costa de Marfil, Ecuador y Brasil.

Al parecer, los 10 años de investigación han tratado de determinar la composición de este cacao rojo y cómo se puede conservar sus características en una transformación a gran escala.

“Durante las pruebas realizadas al cacao hemos descubierto que las moléculas específicas que tiene son extraordinariamente complejas: calculamos más de 20 mil componentes”, aseguró Antonine de Saint-Affrique en una entrevista con la revista francesa Les Echos.

Ruby, chocolate rosa

A la presentación del nuevo chocolate en la casa del chocolatero Barry Callebaut acudió lo mejor los críticos gastronómicos, pasteleros, grandes chefs y expertos en chocolate procedentes de todo el mundo para catar el sabor de la nueva variedad ruby.

El CEO de la compañía, Antonine de Saint-Affrique contaba como un niño con zapatos nuevos en qué consiste este revolucionario cuarto chocolate: polvo extraído al triturar las exóticas vainas rojas.

“El chocolate Ruby es muy especial, la cuarta variedad. Es un chocolate natural: ya tiene ese color rubí, con un sabor absolutamente único, chocolate con un matiz fresco y afrutado”, explicó este portavoz en la presentación.

Rosa, el sabor de los millenials

La última vez que se descubrió una variedad de chocolate fue en los años 30 y desde entonces se ha consumido mayoritariamente negro, blanco y con leche.

Los millenials son la generación objetivo a quienes esperan sorprender con este sabor que se habría inventado en su siglo, con un imperio tecnológico detrás y la garantía de los grandes maestros chocolateros suizos.

“Es algo que podría haber sido inventado por el propio Willy Wonka. Tiene un color vibrante, entre rosa y rojizo, diferente a todo lo que he visto. Sabe tan ligero y afrutado que realmente no te das cuenta de que estás devorando un chocolate tras otro, así que los consumidores podrían comer más que otros tipos de chocolate convencional… Si esto es bueno o malo depende del punto de vista”, explica el experto británico en chocolate, Angus Kennedy.

La contraparte

¿Cuándo llegará esta delicatessen naif a nuestras chocolaterías? Tristemente, los análisis de negocio señalan que la nueva variedad rosa de chocolate va a revolucionar el mercado asiático y serán los primeros en catarlo. Después llegará el salto a Estados Unidos e Inglaterra.