¿Salud o enfermedad? Todo radica en la alimentación

Notimex

MÉXICO.- La nutrición juega un papel importante en la salud de la población, y por lo mismo es parte de la solución al control de enfermedades crónicas y padecimientos, aseguró el director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, David Kershenobich Stalnikowitz.

Manifestó que investigaciones actuales han llevado a resaltar la trascendencia de la nutrición para influir en la salud o enfermedad de los seres humanos, de manera que el reto para la sociedad moderna es saber qué alimentación es la más adecuada para su ritmo de vida.

Hoy, una nutrición adecuada o descuidada se puede traducir en una visa saludable o con problemas de obesidad, diabetes, padecimientos renales y otros padecimientos que podrían ser controlados con una simple alimentación equilibrada.

Al presentar a los ganadores de los premios, el director de Nutrición del Instituto, Héctor Bourges, señaló que a pesar de tener un alto conocimiento sobre la importancia de la nutrición, también se desconoce mucho.

 

En ese sentido, advirtió que aún no se han desarrollado conceptos indispensables para armar el rompecabezas que implique la aplicación de una nutrición adecuada para garantizar una salud equilibrada.

Resaltó el valor de las investigaciones hechas en las áreas de Investigación Aplicada, Investigación Básica e Investigación del Entorno Social y Cultural de la Nutrición, que muestran los resultados de una nutrición adecuada y no adecuada en el embarazo, en la vida urbana y en vida sedentaria.

“Queremos desarrollar capacidades y respuestas ante el problema de la mala nutrición, con todas las implicaciones como la edad, la condición económica y el género”.

El presidente del Consejo Directivo Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), Pablo Escandón Cusi, consideró necesario difundir todos los trabajos de investigacion para garantizar que la población cobre conciencia sobre la importancia de una buena nutrición.

Advirtió que es indispensable tanto la labor del sector público como privado, ya que de ello se pueden enriquecer todas las aportaciones necesarias que se traduzcan en una salud equilibrada.