Vinos “chairos, fifís” o un mezcal en la nueva vinatería de Regina Orozco

Magdiel Olano 

PUEBLA, MÉXICO.- Y porque canciones como Sabor a mi, Lamento jarocho o Dos gardenias, que ahora están en voz de Regina Orozco, se disfrutan más con vino o mejor un buen mezcal, la cantante mexicana abrirá para el próximo diciembre una vinatería en Cuernavaca. 

La reconocida soprano recientemente anunció durante su participación en el Festival La Muerte es un Sueño en el Zócalo de la capital poblana, que se planea que para el último mes del año ya esté abierta la vinatería La Catalana, donde lo mismo se podrán adquirir vinos “fifís” o “chairos”, ya que habrá bebidas para todos los gustos.   

Hay desde vinos chairos y vinos fifís, o un pinche mezcal que es bien mexicano pa’ todos”

Mencionó entre risas y con su característico sentido del humor para la prensa de Puebla previo a su espectáculo en el que cantó canciones de su disco Pedazos del Corazón, en el que hace homenaje a Alvaro Carrillo y Agustín Lara.

Detalló que su incursión en el mundo de las bebidas se da gracias a una colaboración con su sobrina y el esposo de ésta, quienes ya tienen dos vinaterías, pero ahora estarán asociados en la llamada La Catalana que estará instalada en Cuernavaca.  

“Me voy a asociar con mi sobrino y su esposo, él es catalán, ellos ya tienen dos vinaterías en Tepoztlán (…). Vamos a tener cosas delicatessen, productos regionales de Morelos de animales no maltratados, y  vamos a tener cosas muy ricas”.

Aunque se tiene contemplado que sea en el mes de noviembre, la fecha exacta aún no está definida, pero la cantante dejó bien en claro que la inauguración no pasa de este año:

“Dependemos del carpintero, del de la luz, y si no se inaugura, cómo chingados no, vamos a vender los vinos aunque sea en huacales”, dijo.

El punto es que para el último mes del 2019, quienes se quieran dar una escapada a Cuernavaca ya puedan probar los productos que tiene preparados La Catalana, además adelantó una sorpresa:

“Pa’ fin de año, y a quien mencione cualquiera de mis discos le doy un descuento, como chingados no. Tienen que ir a Cuernavaca, eso sí”.